El seleccionador español de waterpolo, Rafa Aguilar, declaró tras ganar a Australia, en los octavos de final de los Mundiales de Shanghái: "Hemos ganado el partido más difícil, porque (en los octavos) tienes poco que ganar y mucho que perder".

Aguilar consideró, en declaraciones a los periodistas: "Australia es una de las grandes y dado que ha habido tantos jugadores australianos en el liga española parece que estamos jugando contra un equipo muy parecido al nuestro porque utiliza los mismos sistemas".

"Estamos haciendo parciales muy buenos, excelentes, con mucha efectividad y otros en los que nos superan. Hemos tenido un partido fraccionado: dos partes excelentes y dos partes en las que se ha notado el cansancio", dijo el seleccionador nacional, que añadió: "Ellos han apretado mucho, mucho, han dejado de defender en zona, atrás, y han ido hacer la presión a robar balones".

Aguilar declaró: "En la tercera parte hemos tenido hasta cuatro perdidas de balón, todas en el perímetro, eso significa, que nuestra segunda línea bajaba ya en desventaja y nos han metido tres goles en contraataque, que no es muy habitual".

Para el técnico: "El de octavos es el partido más difícil de jugar: ganas muy poco y pierdes mucho, por los nervios. Lo importante no es jugar bien: es sacar el partido adelante y ganar".

Sobre el rival de cuartos afirmó: "Italia está consiguiendo jugar la final de las dos últimas competiciones (el Campeonato de Europa y la Súper Liga). Duro, nuevo y fuerte, y que nos va a hacer trabajar mucho en defensa. No es el equipo de Roma 2009 que luchó por el noveno en su casa".

"Es un equipo que defiende muy agresivo tiene una buena contra y en el ataque con muy poco, esto es muy italiano, saca mucho", explicó.

El portero de España, Iñaki Aguilar, manifestó que el partido había sido muy duro, pero habían conseguido pasar que es lo importante.