El principal responsable de la seguridad en Alemania dijo el domingo que después de los mortíferos atentados en Noruega no existen señales de actividad terrorista de la extrema derecha en su país.

Hans-Peter Friedrich, ministro del Interior de Alemania, declaró que las autoridades observan de cerca a los grupos alemanes de extrema derecha.

Anders Behring Breivik, noruego con supuestos puntos de vista cristiano-fundamentalistas y antimusulmanes, es el responsable de los dos ataques del viernes que dejaron 92 muertos en Oslo.

El ministro dijo al diario Bild am Sonntag que "por el momento no hay señales de actividades terroristas de la extrema derecha".

Sin embargo, Friedrich fue citado diciendo que los ataques noruegos "desafortunadamente muestran los peligros que los fanáticos solitarios pueden representar, independientemente de sus motivos".

La extrema derecha alemana se encuentra dividida y es políticamente marginal.