El guardabosques Adam Jones se voló la barda y remolcó dos carreras para los Orioles de Baltimore, que vencieron 3-2 a los Angelinos de Los Ángeles.

Los Orioles detuvieron racha de dos derrotas consecutivas con el batazo de Jones (17), que pegó en el cuarto episodio sin corredores en las almohadillas.

Jones ha pegado cuatro vuelacercas y remolcado nueve carreras en los pasados ocho juegos.

El trabajo de Jones con el madero apoyó la labor del abridor Brad Bergesen (2-6) en seis entradas, que permitió seis imparables, un jonrón, dos carreras, dio dos pasaportes y ponchó a tres para acreditarse la victoria.

Por los Angelinos, que vieron rota una racha de tres victorias seguidas la derrota recayó en el abridor puertorriqueño Joel Piñeiro (5-5) en cinco entradas y un tercio, permitió 11 imparables, un jonrón y tres carreras.