El primer ministro turco descartó el sábado la regularización de las relaciones entre Turquía e Israel a menos que el Estado judío "se disculpe oficialmente" por su mortífero ataque del año pasado en contra de una flotilla de ayuda a la Franja de Gaza.

Recep Tayyip Erdogan dijo que las relaciones entre ambos países no pueden mejorar a menos que Israel compense económicamente a los familiares de las nueve víctimas turcas y levante su embargo a la Franja de Gaza. Funcionarios israelíes no fueron localizados de inmediato en busca de comentarios al respecto.

"No olvidamos ni olvidaremos la masacre de nuestros hermanos", dijo Erdogan durante una reunión con embajadores palestinos en Estambul en la cual se encontraba el mandatario palestino Mahmoud Abbas. "Ninguna creencia... puede justificar la barbárica y cruel matanza de gente inocente".

Israel ha insistido en que sus soldados actuaron en defensa propia tras ser atacados por activistas mientras las tropas abordaban el buque turco de pasajeros Mavi Marmara. Pero una investigación realizada por las autoridades de Turquía reveló que dos activistas murieron antes de que los elementos de las fuerzas militares de Israel abordaran y otro murió al "estilo ejecución" mientras se hallaba tirado y herido.

El operativo del comando generó enojo en todo el mundo y llevó a un relajamiento del bloqueo israelí sobre la zona costera.

El primer ministro turco también criticó a Naciones Unidas y Estados Unidos por ser indulgentes ante las "prácticas caprichosas" de Israel.