El técnico Julen Lopetegui no se ha ido por las ramas en materia de precauciones y prohibió filmar y tomar fotográficas de las prácticas colectivas de España, una de las atracciones del Mundial Sub20.

Lopetegui adoptó la medida desde el fin de semana y Raúl del Prado, de la oficina de prensa de la Federación Española de fútbol, está atento para que se cumpla.

España a su paso por Bogotá efectuó una ligera sesión y luego en Manizales ha ido en aumento el trabajo para lograr buena adaptación a los 2.170 metros de altura, una de sus preocupaciones.

La campaña la abrirá ante Costa Rica el 31 de julio y luego jugarán Australia y Ecuador en el duelo del Grupo C.

"En un mundial no hay grupos fáciles, cada partido es una aventura y la lucha será brava con rivales como Costa Rica y Ecuador en forma, muy adaptados a la altura, mientras Australia es una incógnita pero está bien preparado físicamente; definitivamente los duelos serán abiertos", comentó el estratega español.

El guardavallas suplente Aitor Fernández se lastimó la mano derecha y el médico ordenó una resonancia magnética. Se descartó una fractura, según se supo.

Sergio Canales, una de las figuras del plantel, no participó en el último entrenamiento colectivo mientras se recupera de un ligero trauma pero seguramente actuará contra el combinado sub20 de Perú en Lima el domingo.

Lopetegui comenzaría el juego de fogueo con Alex Sánchez, Martín Montoya, Marc Bartrá, Jordi Amat, Marc Muniesa, Sergi Roberto, Jorge Resurrección Koke, Ezequiel Calvente, Francisco Román Alarcón, Sergio Canales y Rodrigo Moreno.

Los españoles viajaban el sábado a Lima para atender este compromiso y retornaran a su casa transitoria al lunes.

El torneo comenzará el viernes y se prolongará hasta el 20 de agosto con la participación de 24 equipos distribuidos en seis grupos.