La petrolera brasileña Petrobras aprobó hoy su plan de negocio para el periodo comprendido entre 2011 y 2015 en el que prevé una inversión total de 224.700 millones de dólares, 700 millones más que la cantidad del plan anterior que finalizaba en 2014.

En un hecho relevante enviado al mercado, la compañía estatal precisó que la mayor concentración de inversiones, 127.500 millones de dólares que suponen un 57 por ciento del total, se destinará al segmento de exploración y producción.

Dentro de esa partida exploratoria, el 45 por ciento de la inversión irá a parar a los recursos del presal, las reservas de crudo localizadas en el Atlántico a gran profundidad que pueden convertir a Brasil en uno de los mayores exportadores mundiales.

Además, la firma calcula que la participación del presal en la producción nacional de petróleo pasará de un 2 por ciento en 2011 a un 40,5 por ciento en 2020.

La compañía pretende destinar el 31 por ciento de las inversiones totales, es decir, 70.600 millones de dólares, a la refinería, transporte y comercialización de crudo, y un 6 por ciento, equivalente a 13.200 millones, al segmento de gas y energía.

El plan incluye por primera vez un programa de desinversiones por valor de 13.600 millones de dólares con el objetivo de lograr "una mayor eficiencia en la gestión de los activos de la compañía y rentabilidad".

La compañía de hidrocarburos espera "duplicar sus reservas probadas hasta 2020", agrega el texto.

El plan de negocios aprobado hoy por el Consejo de Administración de la firma prevé la aplicación del 95 por ciento de las inversiones (213.500 millones de dólares) en Brasil y solo el cinco por ciento en sus actividades en el exterior.

Petrobras contempla un total de 688 proyectos. El 57 por ciento de las inversiones irán a parar a programas ya autorizados para su ejecución y puesta en marcha.

El próximo lunes la compañía celebrará una rueda de prensa en la que analizará el contenido del plan divulgado hoy.