El comisionado de los Derechos Humanos en Honduras, Ramón Custodio, dijo hoy que la tasa de homicidios en el país "está en niveles de epidemia", mayor a la de naciones en guerra como Afganistán e Irak.

Según Custodio, la tasa de homicidios en Honduras durante 2010 fue de 77,5 por cada 100.000 habitantes, lo que puso al país "en una situación de epidemia".

El dirigente del estatal organismo humanitario se refirió a la violencia en Honduras en una conferencia que ofreció en el Colegio Nacional de Defensa de las Fuerzas Armadas.

Custodio recordó que para la Organización Mundial de la Salud (OMS), el estándar normal son nueve homicidios por cada 100.000 habitantes y que se puede calificar de "epidemia" cuando supera los diez.

Según diversos organismos, la violencia en Honduras se ha incrementado en los últimos dos años, pasando de diez a quince homicidios diarios, aunque esa cifra hay momentos que llega a los veinte.

"Cuando hablamos de epidemia por homicidios es como un pico de frecuencia en la cantidad de muertes violentas que están ocurriendo en una sociedad", expresó Custodio.

Según los registros del comisionado de Derechos Humanos, la tasa de homicidios en Honduras en 2010 fue "casi nueve veces por encima de la tasa promedio mundial establecida en 8,8, en el Informe Mundial de Violencia y Salud del año 2000".

Agregó que las muertes violentas en el país se caracterizan porque las víctimas reciben disparos en la cabeza, son torturados y atados de pies y manos.

La decapitación, otra de las formas violentas que registra el país, "se ha vuelto muy común ya que antes era extraordinariamente rara, lo cual indica que nos estamos acostumbrando cada día más a actos de irrespeto al cuerpo humano", dijo Custodio.

También recordó que en 2010 Honduras superó a El Salvador, país vecino que hasta hace unos pocos años era considerado como el más violento en la región centroamericana, con 71 homicidios.

En su conferencia, Custodio señaló que aunque se pretende colocar a México y Colombia como los países más violentos de Latinoamérica y el mundo, sus tasas de 14,5 por cada 100.000 habitantes el primero, y el segundo con una tasa de 35,7, ambas no sobrepasan a las tasas registradas en Honduras y El Salvador en el último año.

A la violencia homicida en Honduras, acotó Custodio, hay que añadir "la violencia doméstica y la gravedad de la violencia política".

"El hondureño, en materia política, ha dejado de ser muy pacífico y ahora hay una conducta antisocial bastante fuerte", acotó.

El organismo que preside Custodio indicó en un reciente informe que entre 2000 y 2010 en Honduras perdieron la vida en forma violenta 39.346 personas.

Solamente en 2010 las personas asesinadas sumaron 6.239, añade el mismo informe, que además indica que la tasa de homicidios pasó de 8,7 por día en 2000, a 17 en 2010.