Las inundaciones provocadas por las lluvias intensas han desplazado de sus hogares a casi 20.000 personas en el sur de Brasil, informaron el sábado funcionarios de la defensa civil.

El Departamento de la Defensa Civil del estado de Rio Grande do Sul informó que las lluvias torrenciales de los últimos tres días han obligado a 19.363 personas a buscar refugio con parientes o amigos, o bien en escuelas públicas y gimnasios.

Un hombre de 41 años se ahogó al ser arrastrado por un río cuando trataba de cruzarlo.

El Departamento informó que las lluvias han amainado y que se espera que la gente comience a regresar a sus viviendas en los próximos días.

Las lluvias han aminorado también en los estados nororientales de Pernambuco y Paraiba, donde a comienzos de esta semana casi 27.000 personas tuvieron que abandonar sus hogares. Diez personas murieron en los dos estados, principalmente a consecuencia de aludes.