Unos 2.300 trabajadores de la mayor mina de cobre privada del mundo comenzaron el sábado una huelga indefinida en protesta por rebajas en sus bonificaciones y la compañía dejó de producir 3.000 toneladas diarias, lo que empujará los precios al alza.

Los trabajadores de la mina La escondida han visto decrecer en 10 meses su bono de producción de 300.000 a 90.000 pesos mensuales (de 650 a 195 dólares), dijo el dirigente sindical José Vidal.

Las demandas representan para la compañía apenas un 0,58% de sus ganancias. Escondida produce 1,1 millones de toneladas anuales, dijo Vidal el sábado a radio Cooperativa.

La mina, del consorcio anglo australiano BHP Billiton, ubicada en la precordillera de Antofagasta, a unos 1.370 kilómetros al norte de Santiago, perderá unos 30 millones de dólares diarios informó el supervisor de Relaciones Laborales de Escondida Guido Cortés en entrevista divulgada el sábado por el matutino El Mercurio.

Escondida ha señalado que la reducción del monto de los bonos de producción mensuales se deben a una disminución de la pureza del mineral.

Según Cortez, la víspera la compañía reafirmó el ofrecimiento de entregar un bono anual extraordinario de 2,8 millones de pesos, unos 6.000 dólares por empleado, pero fue rechazado por los trabajadores que exigen un beneficio equivalente a 10.800 dólares líquidos después de impuestos.

El secretario regional de Minería de Antofagasta, Rodrigo Mendiburu, llamó a los trabajadores a deponer la paralización. "(La demanda) es por un bono voluntario y que no está suscrito en ninguna parte...no pueden seguir con este paro porque es ilegal y la empresa tiene todo el derecho de tomar las acciones legales que determine", señalò.

La paralización está fuera del período legal de negociaciones, lo que faculta a la administración para despedir empleados, según la legislación chilena. Vidal señaló que están dispuestos a arriesgarse.

Los trabajadores también acusan un incumplimiento del contrato colectivo, no poder tomarse todos los días feriados, falta de apoyo para obreros con enfermedades catastróficas, como el cáncer, y una violación de su intimidad en las faenas por la instalación de cámaras de vigilancia.

Pese a una demanda judicial presentada por los sindicatos, la compañía rechazó la exigencia de retirar los sistemas de televigilancia.

La anterior huelga en Escondida se registró el 2009, y los resultados fueron muy buenos para los empleados, que cada uno recibió entre bonos y créditos blandos el equivalente a unos 37.000 dólares.

Tres días antes de la paralización la compañía anunció el hallazgo de reservas de cobre que le permitirán competir con la estatal chilena Codelco, la mayor productora mundial de cobre, con 1,7 millones de toneladas anuales de cobre fino.

Después de cuatro años de exploraciones y una inversión de 381 millones de dólares, BHP Billiton informó del descubrimiento de más de 19 millones de toneladas del mineral, lo que según sus ejecutivos la convertirá "en las próximas décadas" en la mina de cobre más grande del mundo.

Una vez comprobadas las reservas descubiertas, Escondida podrá elevar su producción en un 65%, lo que la llevaría a estar en igual de condiciones con Codelco.

La estatal chilena desarrolla un plan de inversiones por 17.000 millones de dólares, para llevar su producción a 2 millones de toneladas a comienzos de la siguiente década.