MIAMI, EE UU.- El pelotero estadounidense Orlando Hudson, de los Padres de San Diego, se recupera satisfactoriamente del choque que sufrió contra un muro del estadio de los Marlines de Florida tras intentar tomar una bola en territorio de foul.

El jugador nacido en Darlington, Carolina del Sur, salió inconsciente y en camilla despues de su accidente el jueves, además le fue colocado un collarín.

Sin embargo, el segunda base de 33 años caminaba normal en los vestidores poco despues del triunfo de su novena 5-3 contra Florida ese mismo día.

Un representante del equipo californiano comentó que Hudson no viajó con su equipo en el avión, sin embargo, se unió a la plantilla luego de ser llevado al hospital para los correspondientes estudios, los cuales resultaron negativos.

Bud Black, mánager de los Padres, manifestó que fue un momento aterrador, puesto que cuando un atleta queda inconsciente aparece la preocupación y que cualquier tipo de encontronazo de un jugador provoca una sensación de malestar en el estómago.