Grupos de hombres armados con cuchillos y palos atacaron a manifestantes que intentaban marchar a la sede de la fuerzas armadas egipcias el sábado, desatando fuertes enfrentamientos callejeros.

Los enfrentamientos se dieron en un momento en que crecen las tensiones entre activistas y el consejo militar que asumió control del país tras la revuelta popular que derrocó al ex presidente Hosni Mubarak. Los activistas quieren que los militares anuncien una fecha para la transición a un gobierno civil y que se apresuren a someter a juicio a los miembros del viejo régimen.

Unas 10.000 personas marcharon desde la Plaza Tahrir en el centro de El Cairo, pero su avance fue impedido por retenes militares colocados en Abasiyá, un vecindario al este de la ciudad. Durante el camino, gritaron consignas contra la demora del consejo militar en atender sus demandas.

Turbas de hombres armados con cuchillos y palos atacaron a los manifestantes desde las calles laterales, desatando batallas durante las cuales ambos lados tiraron piedras y se pelearon a puñetazos. Se escucharon disparos pero no quedó claro quién los hizo.

Tampoco quedo claro la identidad de los atacantes. Grupos similares han intentando irrumpir en otras protestas, y el régimen de Mubarak frecuentemente usaba matones a sueldo para atacar a manifestantes. Algunos testigos dijeron que podrían haber sido residentes o dueños de negocios, enojados por la pérdida de ganancias debido a las protestas.

En las horas anteriores a la marcha, el líder del consejo militar ensalzó a los jóvenes que encabezaron el levantamiento que desplazó a Mubarak, en un evidente esfuerzo por bajar las tensiones entre los activistas y las fuerzas armadas.

Muchos de los manifestantes le han perdido la confianza a los militares que asumieron control del país el 11 de febrero. Los activistas acusan a los generales de tardar en someter a juicio a los funcionarios del antiguo régimen y en depurar el gobierno de aliados de Mubarak.

La marcha del sábado fue el segundo día seguido en que los manifestantes intentaron llegar a la sede del Consejo Supremo y las Fuerzas Armadas. El viernes, intentaron llegar a edificio para protestar contra las golpizas que supuestamente sufrieron manifestantes a manos de militares durante protestas en la ciudad de Alejandría.

___

El periodista de Associated Press Ben Hubbard contribuyó a este despacho.