Las fuerzas de seguridad de Irak han capturado a la mayor célula de la red terrorista Al Qaeda que operaba en el país y que es responsable del asesinato de más de cien personas, informó hoy la televisión oficial "Al Iraqiya".

La Dirección General de Asuntos del Interior y de Seguridad ha detenido al mayor grupo terrorista de Al Qaeda, indicó un responsable de seguridad a la emisora, que no especificó cuándo se produjo el arresto.

Entre los detenidos, se encuentran el responsable de los asesinatos en Bagdad y su ayudante, que actuaba como el mufti de la agrupación.

Los miembros de la célula han confesado haber perpetrado un centenar de asesinatos con armas con silenciadores y bombas lapas.

Algunas de sus víctimas son el director de la Comisión de Investigación y Justicia de Irak, Ali al Lami, que fue acribillado a tiros en mayo pasado en Bagdad, además de jueces y oficiales de los servicios de seguridad.

Además, la fuente de seguridad señaló que el grupo reconoció que llevó a cabo asaltos a joyerías en el oeste y sureste de Bagdad.

Las fuerzas de seguridad iraquíes volvieron hoy a ser objetivo de ataques terroristas con el estallido de un coche bomba al paso de un convoy de un oficial de Policía en la ciudad de Baquba, a unos 60 kilómetros al noreste de Bagdad.

Una fuente de los servicios de seguridad informó de que en este ataque murió un civil y otros siete resultaron heridos al explotar el coche, conducido por un suicida.

El terrorista atacó con el vehículo cargado de explosivos el convoy del coronel Mozaharal Mekdami, ayudante del jefe de la Policía de la ciudad cuando pasaba cerca de un mercado popular.