El narcotráfico, contrabando y otras actividades del crimen organizado internaron a Bolivia a través del lavado del dinero más de 50 millones de dólares en el primer semestre de 2011, informó el viceministro de Defensa Social Felipe Cáceres.

"Tenemos identificados unos 10 blancos (casos) en este momento, en diferentes puntos del país. Los movimientos económicos los realizan tanto mediante nuestros propios entes financieros, como desde el exterior", dijo Cáceres en declaraciones publicadas el sábado por el diario La Razón.

La fuerza antidrogas tiene como prioridad la investigación de ganancias ilícitas se ha convertido, expresó el director de la institución coronel Gonzalo Quezada al matutino.

Explicó que con estos dineros "los criminales, una vez detenidos, usan las ganancias ilícitas para contratar consorcios de abogados que con argucias legales, corrompen a los operadores de justicia, con lo que logran revertir fallos y medidas cautelares e incluso consiguen la restitución de bienes y dineros secuestrados".

Cáceres no detalló los 10 casos porque están en proceso de investigación, pero informó que uno de ellos es el de una colombiana que tenía un patrimonio de 25 millones de dólares.

"Está comprobado que son ganancias ilícitas por la actividad del narcotráfico", agregó.

La policía desarticuló en las últimas tres semanas en la región de Santa Cruz una banda de sicarios bolivianos, peruanos y colombianos que al parecer estaban al servicio del narcotráfico.

También en esa ciudad fue detenido a finales de junio el presunto capo y ex paramilitar colombiano Carlos Noel Buitrago Vega, alias "Porre Macho", quien fue deportado a su país, donde tiene causas pendientes por narcotráfico.

En el primer semestre, la policía boliviana confiscó 14 toneladas de cocaína, la mayor incautación para el período y detuvo a más de 1.600 sospechosos de traficar con cocaína.

Bolivia busca mejorar su lucha contra las drogas por eso se informó que se diseñan 4 nuevas leyes.