Una ballena piloto que quedó varada el 5 de mayo en la parte baja de los Cayos de la Florida se recuperó y será transportada a Orlando desde el centro de rehabilitación de mamíferos marinos ubicado en el grupo de islas, se anunció el viernes.

Una ballena hembra de 272 kilos (600 libras) y 2,74 metros de largo (9 pies) fue colocada en un contenedor de agua de una unidad de transporte el viernes en la noche y ésta fue instalada en un camión refrigerado para un viaje de casi 482 kilómetros (300 millas) desde el centro de conservación mamífera marina de los Cayos hasta Sea World.

Se espera que llegue el sábado por la mañana.

Expertos en mamíferos marinos y veterinarios acompañarán a la ballena durante el viaje.

Autoridades federales informaron que la cría no puede ser liberada porque es demasiado joven para sobrevivir sin su madre y requiere de cuidados.

Otra ballena piloto sigue en la instalación de los Cayos. Las autoridades informan que todavía se encuentra delicada pero muestra señales de mejoría.