Argentina afronta este domingo unos nuevos comicios claves a tres meses de las elecciones generales de octubre, en los que el candidato del Gobierno peronista de Cristina Fernández intentará arrebatar la gobernación de Santa Fe, el cuarto distrito electoral del país, al socialismo.

El diputado Agustín Rossi, el candidato "kirchnerista", se medirá en las urnas con el socialista Antonio Bonfatti, delfín del actual gobernador de la provincia, Hermes Binner, quien luchará el 23 de octubre por el sillón presidencial junto a la actual mandataria, que buscará la reelección.

El humorista Miguel del Sel también peleará este domingo por el gobierno de la provincia de Santa Fe como candidato de la conservadora Propuesta Republicana (Pro), fuerza que lidera el alcalde de Buenos Aires, Mauricio Macri.

Todas las encuestas coinciden en augurar un cómodo triunfo de Bonfatti, al que otorgan una intención de voto de entre el 38 y el 42 por ciento, mientras que la incógnita está en cómo se repartirán el segundo y el tercer puesto.

Según sondeos de Management & Fit y Nueva Comunicación, Del Sel superaría a Rossi por entre tres y cuatro puntos porcentuales, mientras que otras encuestas le dan al candidato peronista una ventaja de hasta ocho puntos frente al postulante conservador.

Con 2.442.569 personas habilitadas para votar, Santa Fe, ubicada en el centro del país, a unos 470 kilómetros de Buenos Aires, representa un 8,51 por ciento del padrón nacional, lo que le convierte en el cuarto distrito electoral del país.

Además del Ejecutivo en estas elecciones se renovará parte de la Legislatura provincial así como las autoridades municipales y comunales.

Los candidatos a gobernador fueron elegidos en unas primarias obligatorias celebradas en mayo pasado, en las que Bonfatti se impuso al precandidato de la Unión Cívica Radical, la segunda fuerza parlamentaria de Argentina, entre otros, y Rossi a tres postulantes peronistas, entre ellos el excanciller argentino Rafael Bielsa.

De las ocho elecciones celebradas en lo que va de año, dirigentes afines o aliados al Gobierno de Fernández se han impuesto en seis provincias y rozaron la victoria en Chubut, donde fue elegido un peronista disidente que tras el triunfo acercó posturas con la mandataria.

No obstante, en la primera vuelta de los comicios de Buenos Aires, el tercer distrito electoral del país, el Gobierno obtuvo el pasado día 10 un fuerte revés, ya que su candidato, el senador Daniel Filmus, fue superado por casi 20 puntos porcentuales por el actual alcalde, Mauricio Macri.

Ambos se volverán a enfrentar el próximo domingo 31 en una segunda vuelta en la que se prevé una cómoda victoria del jefe del Ejecutivo porteño.