El presidente Fernando Lugo envió una carta al equipo paraguayo que el domingo jugará la final de la Copa América contra Uruguay diciendo que "aun en las limitaciones, con la fe todo es posible".

El partido por el título se disputará en el estadio de River Plate, en Buenos Aires, desde las 1900 GMT.

"Con cada uno de ustedes se emocionan los abuelos y las abuelas, la gente que por dificultades de salud tienen inconvenientes para desplazarse y por estos días han encontrado en las pantallas de televisión cómo la Albirroja les ha transmitido esperanza, alegría y ganas de vivir", señaló en otro párrafo.

Lugo afirmó que "al margen que pudieran traernos la Copa de la victoria, ustedes, queridos leones albirrojos, ya son nuestros campeones porque han logrado instalar el sentido de jugar en equipo y la razón de sentirnos juntos por sobre nuestras diferencias que ninguna otra fuerza ni política, ni económica, ni social, ha logrado".

Finalizó expresando el reconocimiento oficial como la "selección y los atletas del Bicentenario del Paraguay en mérito a la calidad del esfuerzo y a las implicancias de los resultados de esta gestión deportiva. Son nuestro orgullo".

Lugo no asistirá a la final pero sí lo hará el vicepresidente Federico Franco, quien fue invitado por la Conmebol para participar de la ceremonia de premiación al término del cotejo.

Paraguay es el primer equipo en la historia que llega a la final de la Copa América sin ganar un solo partido, ya que empató sus cinco encuentros previos.