En su visita a su país, devastado por el desastre del 11 de marzo, Yoko Ono dijo el viernes que quería dar a todos los japoneses un gran abrazo.

Ono dijo que se sentía profundamente entristecida por el terremoto y tsunami que dejaron más de 22.000 muertos y provocaron el peor desastre nuclear desde Chernobyl.

"Tengo sentimientos increíbles sobre la situación", dijo Ono a The Associated Press antes de recibir un premio a su obra filantrópica en Asia y Africa. "Quería abrazarlos, decirles, 'oigan, estamos todos juntos'''.

La viuda del cantautor John Lennon dijo que, como japonesa, se consideraba en el deber de mostrar su apoyo y dar un ejemplo a otros. Muchas celebridades y atletas cancelaron viajes a Japón.

"Decidí venir porque pienso que esto afecta a todos los japoneses, incluso a mí", dijo Ono, quien reside en Nueva York.