El caddie Steve Williams declaró el viernes que desperdició los últimos dos años de su vida al quedarse con Tiger Woods mientras el golfista sufría de lesiones y problemas en su vida privada.

En francas entrevistas sobre su despido dado a conocer el viernes, el caddie de 47 años agregó que perdió "una tremenda cantidad de respeto" por la más grande estrella del golf.

Woods despidió el miércoles a Williams, con lo que puso fin a una relación de 12 años, la cual incluyó 72 triunfos en todo el mundo y 13 torneos majors.

Williams dijo al diario New Zealand Herald que "de forma realista pude mirar hacia atrás y ver que desperdicié los dos últimos años de mi vida porque él jugaba pocas veces, estuvo lesionado y tenía un mal desempeño".

"Yo estaba preparado para mantenerme en la buenas y en las malas, así el momento de mi despido me parece adecuado".