Un autobús de pasajeros ingresaba a una carretera el viernes cuando un tractocamión le pegó por detrás, desatando un incendio que destruyó ambos vehículos, mató a uno de los choferes y dejó 30 heridos, informó la policía.

Muchas de las víctimas sufrieron heridas menores, pero dos de ellas están graves y fueron trasladadas en helicóptero a un hospital, aseguró el agente de policía Mark O'Donnell. El conductor del camión de carga, Timothy Hume, de 59 años, murió en el desastre.

"Parecía que por una razón desconocida (el autobús) hizo un alto y regresaba a la carretera", dijo O'Donnell. "Probablemente no alcanzó la velocidad debida. En este momento examinamos ese aspecto. No estamos seguros si el autobús iba totalmente en el carril derecho o en el arcén".

O'Donell dijo que varios automovilistas que pasaban, entre ellos un soldado de Fort Drum, ayudaron a algunos de los pasajeros a salir del autobús.

La colisión ocurrió aproximadamente a la 1:30 de la madrugada en los carriles con dirección al este de la carretera Interestatal 90, en la orilla norte de la región de Finger Lakes. Ambos vehículos se incendiaron después de la colisión.

Según imágenes de video, el armazón quemado del autobús quedó en el lugar. El vehículo tenía pintura blanca y lo que parece ser el logotipo de un caballo rojo.

El camión de carga quedó destruido detrás del autobús y apenas podía reconocerse que fue un vehículo.

El autobús se dirigía de Ontario a la ciudad de Nueva York y era operado por Farr's Coach Lines Ltd., una empresa de transporte con oficinas centrales en Dunnville, Ontario.

___

El reportero de The Associated Press, Tim Martin, contribuyó a este despacho desde Lansing, Michigan.