Christopher Schwarzenegger, hijo de Arnold Schwarzenegger y Maria Shriver, se encuentra hospitalizado en un centro médico de Los Ángeles (California, EE.UU.) tras sufrir un accidente en las playas de Malibú mientras hacía surf, informó hoy la edición digital de la revista People.

Una fuente cercana a Shriver confirmó a la publicación que el accidente tuvo lugar el pasado domingo. Se desconoce exactamente qué ocurrió pero el hijo de la expareja, de 13 años, sufrió un neumotórax y la rotura de varios huesos y costillas.

Shriver se encontraba en la playa con su hijo cuando tuvo lugar el accidente.

"Christopher está en la unidad de cuidados intensivos desde el domingo", apunta una fuente a la revista. "Maria no se ha separado de él desde entonces y está durmiendo en el hospital", añadió.

Arnold Schwarzenegger también ha visitado frecuentemente a su hijo durante la estancia en el hospital.

Según el portal TMZ.com, especializado en información sobre famosos, la situación del adolescente ha mejorado y se prevé que se recupere pronto.

El pasado 1 de julio Shriver solicitó el divorcio de Schwarzenegger, exgobernador de California, por diferencias irreconciliables. Ambos anunciaron su separación el 9 de mayo tras 25 años de matrimonio.

Shriver solicitó la custodia compartida de sus hijos menores (Patrick, de 17 años, y Christopher, de 13), que Schwarzenegger le abone gastos de manutención y que pague los sueldos de los abogados de ambas partes.

Respecto a las propiedades de la pareja, se espera alcanzar un acuerdo en fechas posteriores. Según TMZ.com, no existe un acuerdo prematrimonial y por lo tanto los ingresos de la pareja se dividirán al 50 por ciento.

Schwarzenegger, republicano, fue gobernador de California desde 2003 hasta este año, mientras que Shriver es sobrina del expresidente estadounidense John F. Kennedy. La pareja se casó en 1986 y tiene cuatro hijos (los mayores son Katherine, de 21 años, y Christina, de 19).

Schwarzenegger reconoció en mayo que tuvo un hijo con una empleada del hogar que trabajó para su familia durante dos décadas.

El propio Schwarzenegger reconoció que informó a su esposa del asunto después de dejar el cargo de gobernador de California.