Unos 2.370 trabajadores de la Minera Escondida, perteneciente a la australiana BHP Billiton y situada en el norte de Chile, mantienen hoy una huelga de 24 horas para rechazar recortes en sus beneficios laborales, informaron fuentes sindicales y de la empresa.

Según cálculos de la compañía, la paralización supone una menor producción de unas 3.000 toneladas de cobre fino, que implican perder ingresos por valor de 30 millones de dólares.

Los sindicatos critican principalmente una disminución del bono de producción, que desde octubre de 2010 ha caído desde 300.000 pesos (645 dólares) a 90.000 pesos (194 dólares) mensuales.

Mientras la empresa afirma que se debe a una menor producción a causa de una merma en la ley del mineral, los sindicatos demandan un bono compensatorio de 5 millones de pesos (10.750 dólares) por trabajador.

José Vidal, dirigente del sindicato de los trabajadores, dijo a los periodistas que la empresa ofrece la mitad de esa cifra, lo que consideró insuficiente.

El sindicalista agregó que las acciones futuras dependerán de la actitud de la empresa, sin descartar la posibilidad de una huelga indefinida, ya que, según dijo, las demandas laborales suponen sólo un 0,58 por ciento de las ganancias de la empresa.

Situada en la región de Antofagasta, a unos 1.500 kilómetros al norte de Santiago, Escondida produce más de un millón de toneladas de cobre al año.