El actor británico Andy Serkis no dejó duda alguna ante público que asiste a Comic-Con de que él es el rey de los simios.

Con imágenes de la cinta "Rise of the Planet of the Apes", una nueva entrega de la serie sobre el Planeta de los Simios, Serkis también demostró durante la convención del jueves por qué es el rey de la actuación predigitalizada, en la que la esencia expresiva del actor crea la base de un personaje que será reconfigurado con efectos de computadora.

El actor fue precursor en la técnica con su interpretación del pequeño demonio de coyunturas nudosas Gollum en las cintas "The Lord of the Rings" (El señor de los anillos).

Serkis volvió a escenificar a Gollum para la precuela "The Hobbit" y lo hizo después con el simio gigantesco en "King Kong", ambas del cineasta Peter Jackson.

Ahora Serkis escenificó el papel principal de un chimpancé en la precuela "Apes" que encabeza una revuelta contra los humanos opresores. La película se estrenará en las salas cinematográficas en la primera semana de agosto.

Aunque interpreta a otro personaje que será reconfigurado con tecnología digital, Serkis afirma que su papel como el chimpancé Caesar en "Planet of the Apes" está a un mundo de distancia del de Kong o Gollum.

"La gente me pregunta, ¿por qué escogió usted otro personaje simiesco? ¿por qué interpreta otro mono?", dijo Serkis durante una presentación para exhibir imágenes de la cinta.

"Kong fue un gran desafío técnico, porque es un gorilla de 7,62 metros (25 pies) de altura. Gollum es personaje corrompido por uno de los anillos y mide 1,07 metros. Con Caesar creo que se trata de un desafío todavía más formidable".

Caesar tiene en su historia un antecedente trágico emocional muy largo, dijo Serkis, quien ha creado su propia compañía de producción con actuación predigitalizada para películas y videojuegos.

Serkis ha tenido papeles con su propia persona en las cintas "13 Going on 30" y "24 Hour Party People".

Caesar hereda una gran inteligencia de su madre, una chimpancé a la que se administró un medicamento de prueba para la curación del Alzheimer y es criado en una casa con amor humano por parte de un investigador (James Franco). Caesar crece sintiéndose parte de la familia.

"En cierto momento, Caesar se da cuenta de que no es igual que los seres humanos que lo criaron. Se siente como un monstruo. Se le trata como un Frankenstein.

"Es separado violentamente de la gente, de sus padres, de su familia y enviado a un refugio lleno de simios, un lugar semejante a una prisión", expresó Serkis.

"Caesar después une a este grupo de simios diferentes y organiza la sublevación. Se trata de una aventura increíble".