Un montacargas inestable dejó caer un contenedor lleno de vino australiano valuado en más de un millón de dólares, destrozando la mayor parte de las botellas.

El fabricante dijo estar "impactado, aletargado y con las tripas revueltas" tras la pérdida de su vino shiraz, el mejor de su compañía.

Sparky Marquis de Mollydooker Wines perdió una tercera parte de la producción de su Velvet Glove Shiraz después del accidente que destruyó todas salvo una de las 462 cajas destinadas al mercado de Estados Unidos. Cada botella de vino Mollydooker se vende en 200 dólares.

Marquis dijo el viernes que, cuando los trabajadores abrieron el contenedor que se cayó, "era como la escena de un asesinato. Había rojo por doquier".

Aunque el vino estaba asegurado, el accidente echó por tierra el lanzamiento del Mollydooker en Estados Unidos en septiembre, y también tendrá un impacto en el mercado vitivinícola de Australia.