Dos policías mexicanos asignados para proteger diplomáticos estadounidenses en el norte de México murieron a tiros, informaron funcionarios el viernes.

Las autoridades mexicanas indicaron que los agentes recibieron los disparos cuando estaban fuera de servicio en Guadalupe, un suburbio de Monterrey. Iban a bordo de una motocicleta cuando fueron atacados por hombres armados que viajaban en un vehículo.

Alexander Featherstone, vocero de la embajada de Estados Unidos, confirmó que los policías fueron asignados a proteger a los diplomáticos. Agregó que funcionarios estadounidenses ofrecieron apoyo a las autoridades mexicanas que investigan los aparentes homicidios.

"Eran miembros de una extensa familia. Estamos profundamente entristecidos por las muertes", dijo Featherstone sin aportar más detalles.

Las autoridades mexicanas dijeron que los oficiales resguardaban el consulado de Estados Unidos en Monterrey.

La violencia ha ido en aumento en la capital del estado de Nuevo León a niveles raramente vistos en México aparte de ciudades fronterizas como Juárez, Tijuana y Nuevo Laredo, donde los asesinatos de este año relacionados con el narcotráfico podrían duplicar los del año pasado y triplicar los de 2009.

Por otra parte, en el estado norteño de Zacatecas, seis hombres murieron en un enfrentamiento armado con soldados mexicanos, un lugar afectado por la presencia del narcotráfico.

La Secretaría de la Defensa Nacional informó en un comunicado que el enfrentamiento ocurrió la madrugada del viernes cuando militares atendían una denuncia ciudadana de que personas armadas habían establecido un retén en una carretera de la municipalidad de Teul de González Ortega, una localidad a más de 500 kilómetros al noroeste de la ciudad de México.

Al llegar al lugar, pistoleros atacaron a los soldados que repelieron la agresión. Seis de los atacantes murieron, sin que se reportara ningún militar herido o fallecido.

En el lugar fueron localizados siete armas largas, cartuchos y cuatro vehículos.

Autoridades han reportado la presencia en Zacatecas de algunos grupos del narcotráfico, los cuales han sido señalados de colocar retenes en carreteras para asaltar y secuestrar.

También el viernes se dio a conocer que tres personas fueron encontradas muertas en el puerto turístico de Acapulco, donde la violencia por el crimen organizado ha sido rampante en los meses recientes.

Además, un policía que había estado juntando armas de cárteles del narcotráfico fue asesinado a tiros por asaltantes, quienes huyeron y se llevaron al menos dos rifles.