La cadena de restaurantes de comida rápida McDonald's informó hoy que en el segundo trimestre del año tuvo una ganancia neta de 1.410 millones de dólares, el 15 % más que en la misma fecha de 2010, lo que atribuyó a mayores ventas de algunos de sus productos.

La firma con sede en Oak Brook (Illinois) indicó que esos resultados trimestrales reflejaron una ganancia neta por acción de 1,35 dólares respecto a los 1,13 del año anterior, cuando tuvo un beneficio neto de 1.226 millones de dólares.

Según un comunicado, los beneficios netos acumulados del gigante mundial de las hamburguesas se situaron en la primera mitad de 2011 en 2.619 millones de dólares, el 13 % más que hace doce meses.

El consejero delegado de la firma, Jim Skinner, expresó su satisfacción por los resultados trimestrales y señaló que pese a la dificultad del entorno económico, espera que ya en el mes de julio sus ventas crezcan entre el 4 y el 5 %.

Entre abril y junio, la facturación de la compañía aumentó el 5,9 % en Europa, el 5,2 % en las regiones de Asia-Pacífico, Oriente Medio y África, y el 4,5 % en Estados Unidos.

Los ingresos globales en ese mismo trimestre fueron 6.910 millones de dólares, comparados con 5.950 millones de dólares de abril a junio de hace un año.

El total ingresado en el primer semestre de 2011 llegó a 13.017 millones de dólares, un alza del 13 % respecto al mismo periodo del año precedente.

Después de haberse beneficiado de la mayor demanda de comida de bajo coste a raíz de la crisis económica, McDonald's indicó que ha apostado por desarrollar negocios de gama media-alta como McCafé y empezar a introducir productos más sanos y a proporcionar acceso gratis a Internet en sus locales para ganar participación en el mercado.

A media mañana en la bolsa de Nueva York, las acciones de McDonald's, que forma parte del índice Dow Jones de Industriales, subían el 3,06 % hasta 89,19 dólares por título, mientras que en lo que va de año se han revalorizado el 16,01 % y en los últimos doce meses el 24,72 %.