A dos días que se celebren en Nueva York masivas ceremonias de matrimonios gay, el senador Rubén Díaz volvió a la carga. Propone que mediante referéndum, los neoyorquinos decidan si están de acuerdo o no con esa ley.

"El pueblo es el que debe decidir. La decisión debe quedar en manos de los electores y no la legislatura", dijo Rubén Díaz, senador estatal por Nueva York, quien el único demócrata latino que se opuso consistentemente a la Igualdad del Matrimonio, como se llama oficialmente la ley aprobada el pasado mes de junio.

En respuesta a preguntas formuladas por AOL Latino, el senador respondió que inició las acciones pertinentes para exigir un referéndum "donde los 20 millones de neoyorquinos del Estado de Nueva York puedan tener la oportunidad de participar en elecciones libres y decidir ellos si desean o no el matrimonio entre personas del mismo sexo".

A juicio del legislador, los neoyorquinos rechazan el matrimonio gay y citó la experiencia de California donde una ley similar fue aprobada pero luego fue derogada a través de referéndum.

El pueblo no quiere esta ley. La única forma de implementarla es a la fuerza, ya sea por decisión de un juez, como en Iowa, o por las legislaturas. En treinta y un estados esta ley fue sometida a referéndum y en todos fue rechazada. Los estadounidenses no aceptan el matrimonio homosexual", aseveró Díaz.

Díaz originario de Bayamón, Puerto Rico, es reverendo de la Iglesia Cristiana de la Comunidad y representa desde el 2002 al distrito 32 del sur de El Bronx, anunció una manifestación el domingo para expresar el repudio al matrimonio gay frente a las oficinas del gobernador Andrew Cuomo en Manhattan y desde allí se dirigirán luego hasta la sede de las Naciones Unidas.

Díaz quien se define como progresista, hombre de Dios y que dice que su familia ha recibido amenazas de muerte por su radicalismo en cuanto al matrimonio gay agregó.

"Dejen que el pueblo vote, que los electores decidan. Este Domingo más de mil personas estarán participando en una demostración, para dejar saber al gobernador Andrew Cuomo y al alcalde Michael Bloomberg, que a pesar que la ley del matrimonio entre personas del mismo sexo fue aprobada por la legislatura, nosotros no nos quedaremos callados".

El legislador se proclama un respetuoso de la Constitución y que fundamenta su posición en los preceptos de la Biblia denunció como "inaceptable que en una ciudad, donde maestros y empleados públicos están siendo despedidos y estaciones de bomberos están siendo cerradas por falta de fondos, el alcalde Michael Bloomberg ha decidido gastar fondos para que las oficinas del gobierno abran sus puertas este domingo para realizar matrimonios entre personas del mismo sexo".

Díaz rechaza ser homofóbico y dice ser partidario que los gays sean parte de la iglesia y de las fuerzas armadas, al respecto aclaró coincidir con el ex presidente Bill Clinton sobre el principio "no lo practiques, no lo cuentes".

Finalmente Díaz reconoció tener familiares que son homosexuales pero eso, las presiones del gobernador, ni del alcalde, ni el liderazgo demócrata nacional lo harán cambiar su postura.

AOL NOTICIAS

Síguenos en twitter.com/foxnewslatino
Agréganos en facebook.com/foxnewslatino