Un tren de pasajeros se descarriló e incendió el sábado en el centro de Siria, matando al conductor e hiriendo a varios pasajeros después de que "saboteadores" quitaron parte de las vías, informó la televisión estatal.

El tren con 480 pasajeros a bordo viajaba desde la ciudad de Aleppo, en el noreste del país, hacia Damasco, la capital siria.

La televisión estatal informó que los saboteadores tenían como objetivo causar el descarrilamiento del tren al quitar una sección de las vías en al-Souda cerca de Homs, en el centro de Siria, lo que provocó que la locomotora se incendiara tras descarrilarse.

Siria se encuentra sumida en un levantamiento popular contra el gobierno del presidente Bashar Assad. Los grupos activistas dicen que más de 1.600 civiles han muerto por la represión gubernamental desde que comenzó la revuelta a mediados de marzo.

El gobierno culpa de la agitación a terroristas y extremistas extranjeros y no a los que verdaderamente buscan reformas.