La agencia Fitch informó hoy de que ha asignado la calificación de "impago restringido" a los bonos soberanos del Gobierno griego, pese al acuerdo del Eurogrupo para un segundo rescate a Grecia en el que el sector privado cargará con parte de la ayuda.

En la cumbre del jueves en Bruselas, los líderes europeos acordaron un segundo programa de rescate a Grecia valorado en 159.000 millones de euros, de los que casi un tercio será aportado por los bancos.

Así, Fitch señaló hoy que ha decidido situar la calificación de impago por la implicación de las instituciones bancarias, pero puntualiza que esa medición puede ser levantada una vez que Grecia emita nuevos bonos a los bancos.

Los nuevos bonos que sean emitidos serán garantizados por los Gobiernos de la Eurozona.