El delantero argentino Christian Giménez y el guardameta mexicano Jesús Corona deberán pagar seis partidos de castigo a partir del arranque este fin de semana del torneo Apertura 2011, dijo hoy la Federación Mexicana de Fútbol.

Giménez y Corona, compañeros en el Cruz Azul, fueron los jugadores más castigados por la bronca que se desató al final del partido de vuelta de la semifinal del Clausura 2011 contra el Morelia, cada uno con seis partidos de sanción.

La medida disciplinaria representa para Corona y Giménez perderse poco más de un tercio del torneo Apertura 2011, cuya temporada consiste en 17 partidos, antes de la Liguilla por el título.

El entrenador del Cruz Azul, Enrique Meza, y el del Morelia, Tomás Boy, pagarán tres patidos de castigo cada uno, el mismo número de partidos que se perderá el defensa mexicano del Cruz Azul Isaac Romo.

Están castigados con un partido el entrenador chileno del América, Carlos Reinoso, los defensas de las Chivas de Guadalajara Héctor Reynoso y Mario de Luna, el volante Paúl Aguilar, del América, y el brasileño Junio, del Tigres.