Los planes de transferir a un comandante del Jezbolá que se encuentra detenido en Bagdad en manos de fuerzas estadounidenses a las autoridades iraquíes fueron aplazados, informó el viernes el Ministerio de Justicia iraquí.

La suspensión ocurre luego que 20 senadores estadounidenses pidieron al Pentágono que "tomara todas las medidas necesarias" para impedir el traslado ante el temor de que el extremista, Alí Mussa Daqduq, pueda escapar o sea liberado por el gobierno iraquí.

Hace apenas dos días, el vocero del Ministerio de Justicia Haidar al-Saadi indicó que Estados Unidos transferiría la custodias de Daqduq para finales de esta semana.

Las fuerzas estadounidenses tienen en custodia a Daqduq desde que fue capturado en el 2007 cuando presuntamente entrenaba a extremistas iraquíes para que atacaran a soldados estadounidenses.

Daqduq es uno de aproximadamente 10 detenidos que Estados Unidos debe procesar o entregar a las autoridades iraquíes para finales del año.