Tras aprobar un impopular paquete de medidas tributarias para cumplir requerimientos del Fondo Monetario Internacional (FMI), el gobierno dominicano colocó 500 millones de dólares en bonos soberanos en Nueva York, con lo que espera reducir su déficit presupuestario.

El Ministerio de Hacienda detalló en un comunicado que los instrumentos de crédito a 10 años de plazo pagarán una tasa de interés de 6,95% anual.

El ministro de Hacienda Daniel Toribio había informado que la colocación de los bonos se haría a través de las firmas Barclays Capital y J.P. Morgan.

El Banco Central había adelantado esta semana que la reciente aprobación por parte del FMI de una nueva carta de intención del gobierno dominicano en el marco de un acuerdo stand-by "facilitaría la colocación" de los bonos.

El gobierno también recibió esta semana créditos por 350 millones de dólares del FMI y espera que la carta de intención sirva de aval para obtener préstamos por 270 millones de dólares de los bancos Mundial e Interamericano de Desarrollo.

El Ministerio explicó en un comunicado que los recursos obtenidos con los bonos soberanos servirán "como apoyo presupuestario" y mitigarán el déficit fiscal, que alcanza el 2,5% del Producto Interno Bruto (PIB). El déficit presupuestario es superior al 4% del PIB.

Luego de seis meses de negociaciones el FMI aprobó esta semana la nueva carta de intención en la que el gobierno dominicano se comprometió a reducir 12% sus gastos presupuestales y a reducir su déficit, con la inclusión de nuevos impuestos y aumentos a las tarifas eléctricas.

El paquete tributario, que ha generado protestas populares, incluye el aumento del 25% al 29% del impuesto sobre la renta a personas jurídicas y gravámenes a la popular industria de apuestas y a los activos financieros de la banca.

Como parte de los compromisos con el FMI en el marco del acuerdo stand-by suscrito en 2009, el gobierno también ha incrementado desde noviembre en 19,8% las tarifas del servicio eléctrico, ya que el subsidio a ese sector, de 690 millones de dólares, incrementa el déficit fiscal.

El paquete de impuestos "afecta todos los precios de los bienes y servicios", ha reiterado en conferencias de prensa el economista Arturo Martínez Moya, de la comisión económica del opositor Partido Revolucionario Dominicano (PRD), cuyos legisladores se abstuvieron de votar por las nuevas medidas tributarias, aprobadas a finales de junio.

En rechazo al paquete fiscal, a los incrementos de los combustibles y a la inflación, que hasta junio llegaba a 5,85%, los sindicatos de choferes, maestros, médicos y organizaciones populares paralizaron durante 24 horas sus actividades el pasado 11 de julio y realizaron protestas en las que murieron tres personas en enfrentamientos con la policía.