Hace casi 10 años, la corrupción en las aduanas llevó a la afamada firma Custo Barcelona a cerrar las cuatro tiendas que tenía en el territorio mexicano. Ahora, su diseñador, Custo Dalmau, asegura que está listo para volver al país.

"Esa vez llegamos demasiado pronto, no lo sé, pero en ese momento, hace 8 o 10 años, la verdad es que era complicadísimo el tema de las aduanas", dijo Dalmau el viernes en una entrevista telefónica con la AP desde Guadalajara, donde participó en la feria comercial IM Intermoda.

"Se quedaban vacías las tiendas y sacar el producto de las aduanas a veces llevaba meses y era muy complicado, había mucha mano obscura ahí, mucha corrupción. Decidimos cerrar las tiendas porque era imposible manejar ese negocio", detalló sobre su abrupta salida del mercado mexicano.

Tras su participación en el foro comercial, que concluyó el jueves y en el que presentó su colección otoño-invierno 2011, el creativo señaló que ya están en la búsqueda de algún socio local para regresar a México a inicios de 2012.

"Creo que ha cambiado todo, ahora hay mucho más producto extranjero, lo cual quiere decir que la situación de las aduanas se ha regularizado", señaló. "Ahora vemos el país de otra manera, el país realmente ha crecido, la economía va muy bien. Vamos a intentarlo otra vez".

Creada junto con su hermano David, Custo Barcelona es una de las firmas ibéricas más reconocidas a nivel mundial. El año pasado la empresa, que incluye ropa para adultos, infantiles y accesorios, facturó alrededor de 92 millones de euros (132,2 millones de dólares).

Su regreso a México se sumará a la serie de éxitos de la firma, una de las más afectadas por la piratería y que en 2008 dio un golpe a la producción de productos apócrifos en China, en donde logró el cierre de una fábrica que falsificaba sus productos.

"Es una guerra complicada, porque pelear la piratería en China es muy difícil", dijo Dalmau, y añadió: "Que hayamos tenido un triunfo no significa ninguna ventaja, es un triunfo entre comillas porque seguimos teniendo los mismos problemas, pero bueno, logramos cerrar una empresa".

Reconocida por sus playeras inspiradas en los surfistas de California, la firma ha atraído la atención de celebridades como Julia Roberts, Antonio Banderas y Charlize Theron y las prendas han formado parte del vestuario de series como "Friends" y "Sex and the City".

A casi 30 años de haber surgido, la firma, que recién abrió en Europa tiendas que comercializan sus accesorios, mantiene aún su ADN: "una fusión de grafismo y colores".

Ello ha despertado intentos por igualarlos.

"Hay mucha más gente que se dedica al color, no somos los únicos ni mucho menos, ni hemos descubierto el color, pero nos hemos especializado en el color", aseguró.

Y aunque respetan proyectos como el de la también española Agatha Ruiz de la Prada, a quien Dalmau define como "una trabajadora del color", sin especificar, mencionó que hay otros que "son unos auténticos piratas, son unos copiadores natos y a esos no les tengo ningún respeto"

Desde 1997, las colecciones de Custo Barcelona engalanan las pasarelas de la Semana de la Moda de Nueva York, en donde se ha convertido en una de las favoritas.

"No me gusta enseñar el pastel antes de que esté cocinado", dijo sobre su próxima presentación en dicho evento. "Estamos tratando de innovar mucho, de aportar un nuevo lenguaje", dijo sobre la colección que ya está completada en un 70% y que presentará en septiembre.