El último acusado al que buscaba el Tribunal de las Naciones Unidas para Crímenes de Guerra en la extinta Yugoslavia fue extraditado y encarcelado el viernes, lo cual allana el camino para por fin someterlo a juicio.

El tribunal fue creado hace 18 años durante el momento de mayor intensidad del conflicto étnico que se desató durante el derrumbamiento de Yugoslavia.

La entrega por parte de Serbia del ex dirigente serbiocroata Goran Hadzic puso fin a casi dos años de esfuerzos para enjuiciar a 161 personalidades militares y políticas acusadas que rigieron en los Balcanes durante los cinco años de guerra que causaron al menos 100.00 muertos.

Hadzic es uno de varios acusados que continúan en proceso, entre ellos los principales dirigentes serbobosnios Radovan Karadzic y Ratko Mladic, o que han apelado contra sus veredictos. Una vez que concluyan los juicios desaparecerá el tribunal.

Será "un hito para recordar", dijo el fiscal en jefe Serge Brammertz. "Podemos sentir satisfacción de saber que no hay más fugitivos".

Hadzic fue capturado el miércoles en una aldea serbia norteña después de que estuvo prófugo durante siete años. Fue trasladado a Holanda en un avión pequeño del gobierno serbio después de que se le permitió una visita de último minuto a su madre enferma.

No impugnó su extradición y fue "cooperativo en extremo" cuando fue puesto en custodia de las Naciones Unidas en un costado de una prisión holandesa de máxima seguridad en Scheveningen, en las afueras de La Haya, dijo el secretario del tribunal John Hocking.

Hadzic, de 53 años, era empleado de un almacén en 1991 cuando Yugoslavia se escindió y la minoría serbia de Croacia se sublevó en rechazo a la independencia del país.

Debido a sus vínculos con la policía secreta del gobernante serbio Slobodan Milosevic, Hadzic ascendió de rango, asumió la dirección de una entidad proserbia y expulsó de manera brutal a miles de personas de un tercio del territorio croata, señala la acusación.

Comparecerá el lunes en la tarde ante el juez surcoreano O-Gon Kwon, presidente del tribunal.

Se le solicitará que se declare culpable o inocente de cada uno de los cargos que se le imputan en relación con el asesinato de cientos de no serbios, persecuciones colectivas y expulsiones de croatas de la región de Krajina.

____

Jovana Gec, desde Belgrado y Vanessa Gera, desde Polonia, contribuyeron a este despacho.