El comité de Relaciones Exteriores de la cámara baja aprobó el jueves una enmienda que restituye las restricciones de viajes a Cuba tal como estuvieron vigentes durante el mandato del ex presidente George W. Bush.

El representante cubano-estadounidense David Rivera, republicano por el estado de Florida, presentó una enmienda según la cual Estados Unidos debe aplicar las regulaciones sobre viajes a Cuba tal como estaban vigentes el 19 de enero del 2009, último día de mandato de Bush, quien reforzó las restricciones tras un relajamiento aprobado por su predecesor Bill Clinton en 1999.

La medida, que fue aprobada 36-6, forma parte del proyecto presupuestario que usará el subcomité para Departamento de Estado y Operaciones Extranjeras del comité de asignaciones de la cámara baja para autorizar las partidas correspondientes al año fiscal 2012.

Durante el gobierno del presidente republicano, los cubano-estadounidenses sólo podían visitar sus parientes en Cuba una vez cada tres años, pero el actual presidente Barack Obama alivió esas restricciones como parte de su política de mayor acercamiento al pueblo cubano.

Obama aligeró las restricciones de viajes pero ha dicho que no apoya la eliminación de sanciones más generales hasta que el gobierno cubano mejore su protección a los derechos humanos y libertades políticas.

Las relaciones entre ambos países están rotas desde la década de 1960 y Estados Unidos mantiene duras sanciones a la isla para presionar por un cambio en su sistema comunista de gobierno.