El Banco de España anunció el viernes que ha decidido intervenir un banco de ahorro en problemas, al que recapitalizará después del reemplazo de su consejo de administración a fin de que sea vendido en licitación.

El banco central dijo el viernes en un comunicado que inyectará 2.800 millones de euros (4.000 millones de dólares) a la Caja de Ahorros del Mediterráneo y le ofreció de inmediato una línea de crédito por 3.000 millones de euros (4.300 millones de dólares) para garantizarle la liquidez.

Según el banco central, los fondos para el rescate financiero provinieron de su Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) creado para asistir a las instituciones crediticias en problemas.

La CAM fue uno de los cinco bancos de ahorro españoles que no pasaron hace una semana la prueba de solvencia.

Tres bancos de ahorro — Caja de Extremadura, Cajastur y Cantabria — cancelaron en marzo sus conversaciones para fusionarse con la CAM después de que salieran a la luz las dificultades financieras de la institución.

A la fecha, el Banco de España ha tenido que acudir al rescate financiero de otros dos bancos de ahorro en dificultades, a decir Caja Castilla-La Mancha y CajaSur. En España se llama cajas a los bancos de ahorro.