La Audiencia Nacional española absolvió hoy a Arnaldo Otegi, exportavoz de Batasuna, considerada el brazo político de la organización terrorista ETA, por participar en un acto de homenaje al expreso etarra José María Sagarduy en 2005.

Otegi ya fue condenado por esos hechos por enaltecimiento del terrorismo, pero el Tribunal Supremo anuló la sentencia al estimar que una juez "prejuzgó" su culpabilidad.

En su sentencia de hoy, la Audiencia Nacional señala que no puede dar por probados hechos que las acusaciones no han formulado en sus escritos, en los que incorporaban recortes de prensa con unos entrecomillados que no se corresponden con la grabación del acto proyectada durante el juicio.

Asimismo, los magistrados Javier Gómez Bermúdez, Carmen Paloma González y Nicolás Poveda, que sustituyeron al primer tribunal que condenó a Otegi, muestran sus dudas sobre la finalidad del discurso que pronunció el dirigente independentistas vasco, que se enfrentaba a una petición fiscal de 18 meses de prisión.

Otegi fue condenado en marzo de 2010 a dos años de prisión por un delito de enaltecimiento del terrorismo por esos hechos.

Entonces el tribunal que le juzgó también le impuso una pena de 16 años de inhabilitación absoluta.

El exportavoz de Batasuna está en prisión en la actualidad por varias causas judiciales tras haber sido detenido en octubre de 2009 junto a otras personas integradas en un grupo denominado "Bateragune", al que se acusa de intentar reconstruir la ilegalizada Batasuna.