La vida en está ciudad de un poco más de medio millón de habitantes cambió con la presencia de selección de España, una de las atracciones del Mundial Sub20.

Manizales, capital del departamento de Caldas, es conocida como "la ciudad de las puertas abiertas" por la hospitalidad de su gente, gira desde el lunes en torno al onceno de Julen Lopetegui.

El combinado se anticipó en su llegada a las selecciones de Costa Rica, Australia y Ecuador, los otros integrantes del Grupo C.

El avión Fokker 50 que trajo el grupo de 36 personas desde Bogotá a su arribo al aeropuerto La Nubia recibió un "baño de afecto".

La aeronave fue mojada con dos mangueras durante cerca de un par de minutos y un miembro del cuerpo de bomberos explicó que "esto se le hace a las personalidades especiales. Es una manera de recibirlos".

Sergio Canales, miembro del Real Madrid, la estrella del equipo, lució el típico "sombrero vueltiao" mientras hablaba de la adaptación a la altura de Manizales, 2.170 metros.

"La cuestión de la altura puede influir, pero esperemos manejarla y poder avanzar y lograr el título", manifestó Canales el jueves.

Lopetegui tiene la misma idea de Canales y cree que España podrá buscar la reconquista del gallardete que alcanzó en 1999.

Los españoles adelantaron su primera práctica en la cancha del Bosque Popular El Prado el jueves y sintieron un poco los efectos de la altura, pero creen que se adaptarán sin mayor problema.

Costa Rica, rival de España el 31 de julio, entrena en Bogotá, a 2.650 metros desde el jueves y antes lo hizo en una población de ese país, ubicada a 2.230 metros.

Ecuador, por su lado, lo hace en Quito, a 2.780 para el encuentro ante Australia el mismo 31.

Los españoles viajan a Lima el fin de semana, enfrentarán a Perú el domingo y regresarán a su sede el lunes.