Funcionarios del Caribe pidieron el jueves que se detenga un embarque de desperdicios nucleares reprocesados procedente de Europa que pasará cerca de las islas en su camino a Japón, por considerarlo un riesgo para las personas de la región.

El portavoz de la Comunidad del Caribe (Caricom), Leonard Robertson, dijo que los funcionarios regionales recibieron aviso de las autoridades británicas acerca de que un embarque de desperdicios nucleares pronto pasaría por la región en su camino al Canal de Panamá.

Djio que no se le dieron detalles sobre el barco por razones de seguridad.

Durante años, el desperdicio de los reactores nucleares japoneses se ha enviado en barcos especialmente equipados y armados a Gran Bretaña y Francia para su reprocesamiento, y luego enviado de vuelta a Japón para almacenamiento. Pasan por islas del Caribe y el Pacífico, donde las autoridades temen que haya un accidente o un ataque terrorista.

Las autoridades caribeñas se han opuesta a los embarques por más de una década. Pero tras la crisis nuclear de la planta de Fukushima, Japón, la práctica se ha vuelto intolerable, dijo Denzil Douglas, presidente de la Caricom.

"La Caricom considera inaceptable y nociva la práctica de Reino Unido, Francia y Japón de transportar desechos peligrosos por el Mar Caribe, arriesgando con ello la existencia misma de las personas del Caribe", dijo Douglas, quien es primer ministro de San Cristóbal y Nieves.

Ben Todd, portavoz de la compañía británica Pacific Nuclear Transport Ltd., confirmó que habría un embarque de toneles con desechos nucleares empacados en vidrio solidificado en los próximos días.

Todd dijo que tales envío no son riesgosos, que se han hecho durante décadas sin un solo incidente que involucre la liberación de radiactividad.