La Procuraduría General de la República (PGR) anunció el jueves que mantiene abiertas investigaciones administrativas y penales contra 700 funcionarios de la dependencia por presuntos actos de corrupción.

El visitador general de la PGR, César Alejandro Chávez, informó el jueves en rueda de prensa que sólo en los últimos 100 días se iniciaron investigaciones penales contra 179 funcionarios (incluidos agentes, fiscales y peritos) y se presentaron cargos contra otros 111 por delitos como fraude, uso de documento falso, robo, abuso de autoridad, falsedad en declaraciones judiciales y peculado.

En el mismo periodo se iniciaron procesos administrativos para remover a 192 funcionarios por irregularidades como perjudicar las investigaciones, realizar cateos ilegales, recibir dinero, mal uso de equipo o dejar en libertad a detenidos.

"Lo hecho en 100 días... es por mucho una cantidad superior, un esfuerzo de depuración interna muy superior al que se haya realizado" desde diciembre de 2006 cuando asumió el presidente Felipe Calderón, dijo el funcionario al presentar un balance sobre el combate a la corrupción interna desde abril, cuando llegó al cargo la actual procuradora Marisela Morales.

La Visitaduría General es el órgano de supervisión del trabajo de los agentes, peritos y fiscales que componen la PGR.

Chávez dijo que las investigaciones de su área no incluyen casos de vínculos con el narcotráfico, los cuales son indagados por la subprocuraduría de combate al crimen organizado de la propia PGR.

Morales, la primera mujer en ocupar la titularidad de la procuraduría general, ha dicho que una de sus prioridades será el combate a la corrupción interna.

En su anterior cargo como responsable del combate al crimen organizado, Morales fue una de las responsables de la llamada "Operación Limpieza" que reveló en 2008 la infiltración del narcotráfico en la PGR y que llevó a la detención de varios agentes y mandos, incluido el anterior fiscal antidrogas, Noé Ramírez, por recibir dinero de carteles de las drogas.