Reforzado con las llegadas del delantero ecuatoriano Christian Benítez y del zaguero Paul Aguilar, el América no tiene otra opción que no sea alcanzar por lo menos la final del torneo Apertura mexicano o su temporada será considerada como un fracaso para sus seguidores.

Las Aguilas, uno de los dos equipos más populares en México, llevan seis años desde su último título en la liga mexicana y su entrenador chileno Carlos Reinoso sabe que la paciencia de la afición comienza a terminarse.

"Yo no tengo contrato, firmé de amigos sin un plazo fijo y si no llego a la final del torneo me voy", dijo Reinoso, quien tomó al América en medio de una crisis en la cuarta fecha del pasado Clausura y lo clasificó a la liguilla.

América fue eliminado por el Morelia en los cuartos de final del Clausura.

Benítez es un delantero que marcó 17 goles en los últimos dos torneos con Santos de Torreón, luego de un paso fugaz con el Birmingham City de la liga Premier inglesa.

Su llegada permite a las Aguilas tener un delantero nato, algo que ha carecido desde que el paraguayo Salvador Cabañas fue baleado en la cabeza a comienzos del año pasado.

Con Benítez, quien se incorporó el miércoles con las Aguilas luego de jugar la Copa América, las Aguilas tendrán una potente ofensiva que incluye a Angel Reyna y al delantero uruguayo Vicente Sánchez. Reyna fue el máximo goleador la pasada temporada.

"Fuimos la mejor ofensiva del torneo, tenemos al campeón goleador, debemos ser mejores", agregó Reinoso sobre su ataque del Clausura que anotó 31 tantos en 17 encuentros.

Aguilar, de 25 años, es un lateral con mucho futuro: fue mundialista en Sudáfrica 2010 y participó en la Copa América 2011.

La baja más sensible para América es la salida de su estelar portero Guillermo Ochoa, quien fue transferido al Ajaccio de Francia.

Ochoa, quien será el primer portero azteca en jugar en Europa, fue sido suplente en los mundiales de 2006 y 2010 y era amo de la portería azulcrema desde el 2004.

"Me he sentido bastante bien y conforme van pasando los partidos me voy sintiendo mejor", dijo Armando Navarrete, quien reemplazará a Ochoa. "Lo veo como una gran responsabilidad, pero también con un gran deseo de salir adelante".

América abre la primera fecha el próximo domingo ante el Querétaro.