El legendario pelotero Luis Sojo ha encontrado a muchos visitantes inesperados en su oficina, incluido el fallecido dueño de los Yanquis de Nueva York, George Steinbrenner, y el boricua Bernie Williams, quien fue su compañero en los Bombarderos del Bronx.

Pero después de un juego reciente en el que participaron los Yanquis de Tampa, la sucursal de la Clase A que dirige Sojo, el venezolano se topó con su visitante más raro. Sentado en el sillón había un mapache.

¿Cuál fue la reacción de Sojo, el temible jugador que ganó cinco títulos de bateo en la liga de su país y cinco anillos de la Serie Mundial?

Salió corriendo a toda prisa, cuando se dio cuenta de que el mapache lo miraba.

"Nunca corrí tan rápido en mi vida", dijo Sojo antes del partido del miércoles por la noche, entre los Yanquis de Nueva York y los Rays de Tampa Bay. "Uno no se espera algo así".

Es posible que el mapache se haya introducido a las instalaciones desde el Parque Al López, una zona recreativa aledaña, que cuenta con lagos y bosques.

Aunque el mapache no ha regresado, luego que el mamífero fue ahuyentado, Sojo sigue atento, para no llevarse otra sorpresa.

"Reviso cada rincón" de la oficina, dijo con una sonrisa.