La fiebre de partidos amistosos de fútbol en Estados Unidos cumplió con una jornada intensa de cinco encuentros que dejaron tres triunfos para los equipos europeos, un empate y una derrota, además de una asistencia global de 153.588 espectadores.

Entre los triunfos destacaron la goleada del Manchester United que venció por 0-7 a los Sounders FC de Seattle, de la Liga Profesional de Fútbol de Estados Unidos (MLS) y el del Real Madrid que se impuso por 3-0 a las Chivas de Guadalajara, de México.

En ambos partidos los grandes protagonistas fueron las estrellas Wayne Rooney, del Manchester United, y Cristiano Ronaldo, del Real Madrid, que marcaron tres goles cada uno en las segundas partes de sus respectivos partidos.

Junto a Rooney, los otros cuatro goles del Manchester United fueron marcados por Michael Owen, Mame Biram Diouf, Ji-Sung Park y Gabriel Obertan, mientras que el entrenador del equipo inglés, Alex Ferguson, al final no sacó al portero español David De Gea para que hiciese su debut.

El próximo partido amistoso del Manchester United será el que dispute el sábado en el Soldier Field de Chicago ante el equipo local de la MLS, el Fire.

Además de la goleada, lo único interesante que dejó el partido fue una asistencia de 67.052 espectadores que llegaron al estadio CenturyLink Park, de Seattle, para ver como al equipo campeón inglés dejaba en evidencia a los Sounders FC, que son segundos en la Conferencia Oeste de la MLS.

La asistencia de espectadores fue la más alta para un partido de fútbol disputado en la costa noroeste de los Estados Unidos.

Más igualado y disputado estuvo el partido que el Real Madrid jugó contra las Chivas de Guadalajara, uno de los históricos del fútbol mexicano, que aguantó el empate a 0-0 hasta la segunda parte cuando surgió la figura de Ronaldo para reivindicar su condición de estrella y goleador, que le permitió conseguir el "hat trick".

El partido disputado en el Qualcomm Stadium, de San Diego, también registró una buena asistencia con 38.211 espectadores que acudieron principalmente para ver a las estrellas del equipo español, que cerraran su gira de tres encuentros por Estados Unidos el próximo sábado cuando se enfrente al Union de Filadelfia.

El otro triunfo de un equipo europeo fue el que consiguió el Bolton de Inglaterra que venció por 0-2 al Dynamo de Houston en el Robertson Stadium de la Universidad de Houston, que registro una asistencia de 13.612 espectadores.

La jornada de partidos amistosos había comenzado en Filadelfia, donde el equipo local del Union, a pesar de salir con jugadores juveniles de su cantera y reservas, venció por 1-0 al Everton inglés, al que se le vio falto de rodaje y preparación física.

El Union tuvo el apoyo de 18.582 espectadores que llenaron las gradas de su estadio PPL Park, en Chester (Pensilvania), mientras que el duelo que protagonizará con el Real Madrid tendrá como escenario el Lincoln Financial, donde juegan los Eagles de Filadelfia, de la Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL).

En Kansas City, el equipo local del Sporting, que también milita en la MLS y tiene como estrella al delantero mexicano Omar Bravo, se enfrentó al Newcastle United para conseguir un empate a 0-0 ante 16.131 espectadores que llegaron a presenciar el partido.

La jornada no pudo ser más productiva para los organizadores de la MLS, que vieron como consiguieron en los partidos amistosos un promedio de 30.717 espectadores.

A pesar que también hubo competición adelantada de la decimonovena jornada de la liga con cinco encuentros que dejaron una asistencia global de 84.842 espectadores para un promedio de 16.968 por partido.