El nadador César Cielo, campeón olímpico en los 50 metros libre en Pekín 2008, podrá competir en los Mundiales de Shanghái ya que el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) ha dejado en solo una amonestación, la que le había impuesto la federación brasileña, un positivo por "furosemida" del pasado mes de mayo.

Sus compañeros de equipo Henrique Barbosa y Nicolas Santos también han visto confirmada por el TAS la amonestación de la Confederación Brasileña de Deportes Acuáticos.

No así Vinicus Waked, que ha sido suspendido por un año debido a que ya tenía otro positivo.

Los cuatro brasileños dieron positivo por "furosemida", un diurético, en un control realizado en mayo por lo que recibieron una amonestación de su federación, que también les desposeyó de las medallas que habían ganado en mayo en el Torneo María Lenk, en Río de Janeiro.

La Federación Internacional de Natación (FINA) apeló esa decisión por considerarla leve y la recurrió ante el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS), que hoy en Lausana, a dos días de que comiencen en China las pruebas de natación del Mundial 2011 hizo pública esta sentencia tras una audiencia que tuvo lugar ayer en Shanghái.