Una bomba estalló el jueves al paso de un vehículo que llevaba empleados de la empresa nacional de crudo y gas en el suroeste de Pakistán, muriendo tres de ellos y cinco quedaron heridos, informó la policía.

El funcionario policial Mohammed Tariq dijo que la explosión ocurrió en un camino de Jaaferabad, en la provincia de Baluchistán. Las víctimas trabajan en la Corporación de Desarrollo de Petróleo y Gas, de propiedad estatal.

Ningún grupo se adjudicó la responsabilidad por el ataque. Pero Baluchistán ha tenido episodio de violencia de grupos nacionalista que desean tener una mayor porción de ganancia de los recursos naturales de la provincia.