Un cercano colaborador del ex presidente Alvaro Uribe enfrenta el jueves la posibilidad de quedar detenido a pedido de la Fiscalía en una investigación por presuntas irregularidades en la entrega de subsidios agrícolas.

La audiencia en un tribunal penal de Bogotá, y en la que la Fiscalía General ya anticipó que formulará cargos y pedirá la detención del ex ministro de Agricultura Andrés Felipe Arias, comenzó poco antes de las 2:30pm (1930GMT).

Arias llegó a la sede del juzgado con su defensor, Jorge Aníbal Gómez, mientras la parte acusatoria estaba a cargo de la fiscal general Viviane Morales, también en el recinto atestado de reporteros.

La Fiscalía ha dicho que los delitos que le imputará a Arias, un economista de 38 años, son el de "contrato sin cumplimiento de requisitos legales" y "peculado por apropiación a favor de terceros".

La audiencia puede demorar varias horas e incluso ser extendida a otro día y de ahí en adelante seguir el proceso. Podría demorar meses hasta emitir un fallo.

De ser hallado culpable de peculado, Arias podría purgar al menos seis años de prisión.

Arias, quien debido a su defensa y afinidad con Uribe (2002-2010) era apodado "Uribito", ha negado que haya habido irregularidades en la adjudicación de subsidios.

El programa por el que es investigado es llamado "Agro Ingreso Seguro", un plan del Ministerio de Agricultura que otorgaba subsidios y que, según denuncias surgidas en la prensa en 2009, fueron otorgados a grandes empresarios en contratos con presuntas irregularidades sin mediar licitaciones y sin estudios previos de los proyectos agrícolas.

De acuerdo con la Fiscalía, las irregularidades detectadas en la investigación suman en su conjunto unos 169 millones de dólares.

El ex ministro de Hacienda Oscar Iván Zuluaga, (2006-2010), aseguró telefónicamente que técnicamente ni el programa era sólo para campesinos ni se ha podido probar hasta ahora que los ex funcionarios del Ministerio de Agricultura robaron dineros.

"Se volvió de discusión filosófica, fundamentalmente dizque porque les dieron plata a los ricos", dijo Zuluaga. A los funcionarios del Ministerio de Agricultura "no les han podido demostrar que se robaron un peso, o que se hayan apropiado de dineros o de recursos (públicos)... Entonces un tema filosófico se convirtió en una tema judicial", aseguró.

Por su parte Gustavo Petro, ex senador y quien realizó varios debates en Congreso sobre distintos temas de corrupción, aseguró que la detención de Arias era una decisión "lógica".

Agregó en entrevista telefónica que la Fiscal General "sólo podrá evitar la acusación de parcialidad política (por parte de los medios y observadores) si al mismo tiempo que desarrolla los procesos contra ex funcionarios de Uribe, desarrolla el proceso contra (el suspendido alcalde de Bogotá) Samuel Moreno".

Moreno es miembro del izquierdista partido Polo Democrático Alternativo y quien es investigado por la Procuraduría General por su presunta omisión en la vigilancia de millonarios contratos para realizar obras de infraestructura en la capital y en las que hubo desde cobro de abultadas comisiones hasta trabajos inconclusos.

La Procuraduría General inhabilitó políticamente a Arias por 16 años por el mismo cargo. El ex ministro ha dicho que apelará la decisión de la Procuraduría.