La caída en semifinales a manos de Paraguay no le resta mérito a la histórica campaña de Venezuela en la Copa América, en la que el sábado disputará el tercer lugar contra Perú, opinaron los jugadores de la Vinotinto.

Venezuela superó por primera vez en su historia la barrera de los cuartos de final en el torneo sudamericano, e incluso tuvo al alcance de la mano el boleto a la final en la que Paraguay enfrentará el domingo a Uruguay.

"Hay que levantar la cabeza", expresó el goleador histórico de la Vinotinto, Giancarlo Maldonado. "Un equipo que creo que llegó a esta fase con un muy buen nivel, queda fuera y no está en una final. Es algo que duele bastante, pero hay que seguir trabajando y vienen cosas importantes".

Aunque todavía queda el duelo por el tercer puesto, la Vinotinto ya piensa en las eliminatorias para el Mundial de 2014.

Venezuela es el único país sudamericano que jamás se ha clasificado a un Mundial, aunque tras su desempeño en Argentina esa posibilidad luce cada día más cerca.

"Hoy el mundo sabe que en Suramérica hay otra selección que tiene categoría, que tiene brío, que no se le achica a nadie", expresó el técnico venezolano César Farías. "A lo mejor el premio se nos dé... con la satisfacción de llegar al Mundial 2014".

El defensor Gabriel Cichero se hizo eco de las expresiones de su entrenador.

"La eliminatoria te digo desde ya que va a ser muy complicada. Espero que haya una sorpresita y Venezuela este allí (Brasil 2014)", declaró.