El bateador designado japonés Hideki Matsui pegó su jonrón 500 de por vida y remolcó tres carreras para llevar a los Atléticos de Oakland a una victoria por 7-5 sobre los Tigres de Detroit.

Matsui se voló la barda en la sexta entrada sin gente en los senderos, contra el abridor novato Duane Below a la cuenta de 1-0 para poner la pizarra 3-2.

Con su vuelacercas el japonés llega a los 500 en toda su carrera tanto en las ligas japonesas como en las mayores.

Dentro de las ligas japonesas sólo ocho jugadores han conseguido esos números, mientras que en las Grandes Ligas lo han logrado 25.

Pero Matsui es el primero que llega a esa cifra combinando sus jonrones en Japón y Estados Unidos. En su país natal sumó 332, mientras que en las Grandes Ligas ha pegado 161 y siete en Canadá.

Esta vez fue su primer jonrón en más de un mes después de que pegó el más reciente el 16 de junio contra los Reales y llegó a siete en lo que va de temporada.

En la lomita la victoria se la acreditó el relevo Joey Devine (1-1) en un episodio, permitió dos imparables, una carrera y regaló una base.

La derrota fue para el relevo David Purcey (1-2) al no sacar ni un out, pero aceptó tres anotaciones.