Tiger Woods despidió el miércoles a su caddie Steve Williams, con lo que puso fin a una relación de 12 años, la cual incluyó 72 triunfos en todo el mundo y 13 torneos majors.

"Quiero expresar mi más profunda gratitud con Stevie por toda su ayuda, pero creo que es tiempo de un cambio", dijo Woods en su sitio de internet. "Stevie es un caddie y un amigo extraordinario, y ha sido clave en muchos de mis logros. Le deseo un gran éxito en el futuro".

Woods no dijo cuándo reemplazará a Williams ni cuándo regresará al golf.

Williams, quien había trabajado antes para Raymond Floyd y Greg Norman, acompañó en los últimos tres torneos a Adam Scott. Entre esos torneos figuraron los últimos dos majors, en los que Woods no participó, mientras trataba de recuperarse de una serie de lesiones en la pierna izquierda.

En una entrevista telefónica, Williams dijo que no estaba molesto por su despido, y manifestó orgullo por haber sido destituido sólo dos veces en sus 33 años como caddie — por Woods y Norman_.

"Pero sí estoy decepcionado por el momento de esto", dijo. "Después de ser lo más leal posible, uno tuvo que pasar por muchas cosas en los últimos 18 meses".