El Tour de Francia entró de lleno el miércoles en los Alpes, donde Alberto Contador sólo pudo recortar tiempo al líder general Thomas Voeckler pero no a los demás favoritos al título.

Gracias a una exhibición de fuerza en el último ascenso, el noruego Edvald Boasson Hagen ganó la 17ma etapa, la primera de tres en los Alpes y en donde se deberá definir el campeón de la actual edición de la ronda gala.

El liderato general sigue en manos del francés Voeckler, aunque su margen de diferencia mermó tras salirse de la ruta en la última bajada en un episodio por demás inusual.

Voeckler terminó en el estacionamiento de una residencia al tratar de evitar una caída en una peligrosa curva.

Por segundo día consecutivo, el español Contador atacó reiteradamente en procura de acortar diferencias con respecto a los principales candidatos, pero de nada le sirvió: sus rivales no le perdieron la pisada.

El tres veces campeón cruzó la meta con el mismo tiempo que el australiano Cadel Evans, los hermanos Frank y Andy Schleck y el español Samuel Sánchez. Voeckler cedió 27 segundos y ahora aventaja por 1:18 a Evans.

"Es una pena porque puede ver que Contador, Evans y los Schlecks llegaron juntos De no haber arriesgado tanto, hubiese llegado junto a ellos", se lamentó Voeckler.

Contador no se mostró apesadumbrado.

"Lo importante es intentarlo todos los días. Tampoco he notado mucho riesgo, aunque sabía que era peligroso (el descenso)", dijo Contador.

Cada día que logra mantener su distancia sobre Contador — de casi 2 minutos — permite a Evans perfilarse como el corredor con mejores opciones de ganar la carrera.

Boasson Hagen emergió del pelotón que dio alcance al español Rubén Pérez Moreno, protagonista de una fuga en solitario, en los últimos kilómetros en la localidad italiana de Pinerolo. El noruego aceleró para cruzar la meta en completa soledad.

Fue la segunda victoria de etapa de Boasson Hagen y la cuarta de Noruega en la carrera de este año.

"Ayer la había pasado mal y hoy me sentí mejor. Sentí que tenía la capacidad de atacar en el último ascenso", dijo Boasson Hagen.

El segundo lugar fue conseguido por el holandés Bauke Mollema, luego que el francés Jonathan Hivert sufrió una caída en el peligroso descenso de Pramartino. El francés Sandy Casar entró tercero.

Boasson Hagen empleó un tiempo de 4 horas y 18 minutos para cubrir el tramo de 179 kilómetros entre Gap y Pinerolo. Superó por 40 segundos a su escolta inmediato.

El costarricense Andrey Amador figuró undécimo en la etapa, a 2:20 del primero.

La 18va etapa, el jueves, tendrá un recorrido de 200 kilómetros entre Pinerolo y el pico del Galibier. Incluirá tres puertos de categoría especial: Agnel, D'Izoard y Galibier.

Contador considerá que esa etapa será la más importante de las tres en las Alpes "por su dureza".

"Pero la última parte del Galibier es muy abierta y los porcentajes no son muy grandes, todo dependerá de donde pegue el aire", añadió.