Jueces en uno de los más altos tribunales en Suiza realizaron un coctel matutino para determinar si las bebidas enlatadas de una compañía son lo suficientemente dulces como para ser consideradas bebidas alcohólicas edulcoradas (alcopops) y sujetas al consiguiente impuesto.

El diario Tages-Anzeiger dijo que dos jueces y un escribano se reunieron a las 10 am el Tribunal Administrativo Federal en Berna para probar cinco brebajes de la compañía, dos veces, con y sin hielo.

Representantes de la Junta Suiza de Alcohol y del importador de bebidas Bevis también participaron.

El tribunal confirmó el miércoles que el veredicto de los jueces es que las bebidas sabían a alcopops.